Saltar al contenido

Pirámide de Maslow

piramide de maslow

Definición de la Pirámide de Maslow

De acuerdo con Abraham Maslow y su filosofía sobre la motivación humana, los seres humanos tienen unas necesidades que deben ser satisfechas, pero, también manifiesta que a medida que el ser satisface necesidades básicas aparecen otras necesidades y deseos más elevados.

Por lo tanto, el ser sigue una dinámica conductual, lo que sugiere que a medida que el ser cambia de necesidad, cambia su comportamiento.

En cuanto a estas necesidades, Maslow las subdivide en deficitarias (fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento) y de desarrollo del ser (autorrealización).

Donde las necesidades deficitarias son las que el ser humano debe satisfacer antes de poder alcanzar la autorrealización.

Es decir, que el ser debe satisfacer primero sus necesidades fisiológicas luego, suplir las necesidades de seguridad, y así sucesivamente hasta alcanzar el desarrollo total del ser, que se representa en la cima de la pirámide.

Pirámide de Maslow en Psicología

Durante el siglo XX, dos corrientes filosóficas estudian la conducta del ser humano, la corriente ideológica reduccionista del conductismo y el estudio del psicoanálisis freudiano.

Ambos estudios, con diferencias en sus postulados, consideran las influencias del entorno, así como la experiencia, factores que determinan el comportamiento del ser humano. 

Sin embargo, durante aquella época, un nuevo paradigma se ubicaría teórica y técnicamente entre ambos pensamientos, la psicología humanista.

Esta corriente de la psicología, necesaria para el estudio del comportamiento humano, no deja la conducta del ser a la influencia del entorno.

Por el contrario, dicta que el ser es único e irrepetible, y que sus conductas son intencionales y avaladas por una característica innata del ser de buscar la autorrealización.

En este sentido, en el año 1943 un psicólogo humanista llamado Abraham Maslow, el cual es denominado como fundador y principal exponente de la psicología humanista, abre el camino a dicha rama mediante su publicación Una teoría sobre la motivación humana, y más adelante, en su libro Motivación y personalidad (1954).

Maslow expresa que, para alcanzar la armonía y felicidad del ser, este debe satisfacer unas necesidades que son inherentes a su naturaleza.

Estas cumplen un orden jerárquico, desde las necesidades básicas hasta la necesidad de autorrealización, la cual, según su teoría, es la finalidad del ser.

Hoy en día, el planteamiento de Maslow es más conocido como la Pirámide de Maslow o Escala de Necesidades de Maslow y es usada ampliamente en la psicología clínica.

También la teoría se adapta en otros campos como la gestión empresarial, el marketing y la cultura organizacional.

Partes de la Pirámide de Maslow

Necesidades fisiológicas

Las necesidades fisiológicas son la base de la pirámide y aluden a las condiciones básicas de supervivencia del ser como respirar, alimentarse, descansar, el sexo y la homeostasis. 

Necesidad de seguridad

Esta escala se refiere a la sensación de estabilidad y protección del ser, a tener la seguridad de una economía estable, un empleo, tener una salud y vínculos familiares estrechos. 

Necesidades de amor, afecto y pertenencia

Este nivel hace referencia al deseo del ser por crear relaciones afectivas de amistad o de pareja.

Dado que, los humanos son una especie social, siempre están en busca de pertenecer, ya sea a un club, a un grupo temático o a comunidades donde se vislumbre un sentido del porqué del día a día. 

Necesidades de estima

Una vez el ser humano cumple los deseos anteriores, deviene la necesidad de sentirse valorado y reconocido por la sociedad o comunidad a la cual pertenece.

Sin embargo, Maslow habla de dos tipos de estima diferentes, una denominada como necesidad inferior, que está más relacionada con el ego, con el reconocimiento de los demás, la fama, el estatus, la reputación.

Mientras que la superior se relaciona con el crecimiento personal, la autoconfianza, el respeto a sí mismo, la independencia y la libertad. 

Necesidad de autorrealización

La cima de la pirámide, que a su vez es el pico del desarrollo del ser según el máximo exponente de la psicología humanista, se entiende como la realización del propósito superior de una persona en ámbitos profesionales, morales y/o espirituales.

No obstante, resulta complejo valorar la autorrealización del ser desde una concepción única, debido a que no hay un método o serie de pasos estructurados para alcanzarla y, es única para cada ser.

Objetivos

La teoría que plantea Maslow, tiene como objetivo entender el comportamiento del ser humano y como este puede alcanzar la armonía y felicidad por sus propias acciones.

Puesto que, el ser es único e irrepetible, el autor exalta que una persona debe perseguir un propósito superior; la misión que debe cumplir para hallar el sentido de la vida. 

De acuerdo con Maslow, el ser debe hacer en la vida lo que esta “destinado a ser” y expresó que «un músico debe crear música, un artista debe pintar obras, y un poeta debe escribir, si quiere ser en última instancia feliz».

Pero no se trata tan solo de la asignación arbitraria de una vocación. Por el contrario, el camino hacia la autorrealización debe responder a la necesidad del ser de crecer personalmente hasta el máximo nivel y con ello, ser plenamente feliz. 

Ejemplos prácticos

La escala de Maslow se aplica a diferentes campos como la psicología clínica, la educación, en empresas, marketing, entre otros.

En el caso de la psicología clínica, si el terapeuta sigue la corriente humanista, evalúa las carencias de necesidades en el paciente.

Así, el terapeuta identifica las necesidades precisas que se deben satisfacer y guía al paciente en la resolución de sus conflictos y que este se encamine en el crecimiento personal.

Otro caso se encuentra en el marketing y las campañas de publicidad. En este campo, las estrategias publicitarias se basan en la identificación de necesidades latentes en una determinada población, y luego usan esta información para convencer a la población de adquirir el producto y/o servicio, trabajando con una estrategia de benchmarking para mejorar el producto que ofrecen.

Un ejemplo de una compañía que usa con muy buenos resultados esta táctica es Apple. 

Desde su eslogan: Piensa Diferente, han creado toda una comunidad donde los consumidores se sienten identificados y pertenecientes a un grupo.

Así mismo, el iPhone es una muestra de lo rentable que es una campaña cuando se identifican las necesidades.

En este caso, la necesidad de afiliación y la de reconocimiento aplican, la primera por la pertenencia a un grupo y la segunda por el estatus aparente que brinda la adquisición del IPhone.

Por otro lado, estudios confirman la relación eficaz entre la felicidad y la productividad en el trabajo, por lo que hoy son muchas las empresas que no solo dan una retribución económica a sus colaboradores, sino que también buscan crear un entorno de trabajo que supla las necesidades de sus empleados.

Por eso, existen programas sociales, afiliaciones, eventos, competiciones, integraciones y beneficios que impulsan las empresas para satisfacer las necesidades de seguridad, estabilidad laboral y relaciones interpersonales afectivas.

¿Es totalmente válida la teoría de Maslow?

Finalmente, la teoría de Maslow se mantiene vigente a pesar de válidos cuestionamientos que refutan la validez de la misma. Y es que la pirámide de Maslow no deja de tener ciertos interrogantes que la invalidan como un postulado universal.

Por ejemplo ¿cómo aplicar el planteamiento de Maslow a un monje o ermitaño que ha decidido aislarse de la sociedad? ¿significa que un ermitaño no puede lograr la autorrealización?

Y si hablamos de los escaladores, salto olímpico y otros deportistas de alto riesgo que dejan a un lado la seguridad por culminar un desafío. 

Resulta entonces que la teoría debe aplicarse con sumo cuidado y entendiendo que es una aproximación, una visión parcializada que carece de pruebas científicas irrefutables y que, de igual forma, se usa con excelentes resultados.